Mes: noviembre 2018

FARMACÉUTICAS vs TERAPIAS ALTERNATIVAS

La campaña de difamación de las farmacéuticas no es de ahora, cada poco tiempo aprovechan para arremeter contra naturópatas, acupuntores y demás terapeutas.
Hay terapias sacadas de la manga del autor y que funcionan a un circulo de creyentes, porque la mayoría de las terapias alternativas curan a través de las emociones, de nuestro subconsciente, algo que también pasa con las medicinas de prescripción médica.
Con esto no quiero decir que yo, particularmente, crea en este tipo de terapias ya que soy poco creyente del mundo angelical, atlantes y otras temas sin base científica, pero respeto.
Desde mi punto de vista la causa de esta guerra es el DINERO, sí, eso que hace que los humanos se maten en guerras estúpidas engañados muchas veces por los valores de “corta y pega”. Señores… los valores no producen, los valores no hacen que uno se enriquezca, así que no seamos ingenuos y pensemos que el mundo se mueve de una manera más pacífica y espiritual.

¿Qué mueve el mundo?

 

(más…)

Elisa Leonida Zamfirescu

Elisa Leonida Zamfirescu se convirtió en la primera mujer ingeniera de la historia. Este fin de semana se cumple el 131 aniversario de su nacimiento

Conociendo a Elisa Leonida Zamfirescu

(Galați, 10 de noviembre de 1887 – Bucarest, 25 de noviembre de 1973) fue una ingeniera rumana que sobresalió por ser una de las primeras mujeres del mundo en llegar a serlo.

Su padre, Atanase Leonida, era un oficial de carrera, mientras que su madre, Matilda Gill, era hija de un ingeniero nacido en Francia.

Los Leonida tuvieron varios hijos que alcanzaron cierto reconocimiento.

Su hermano menor Gheorghe Leonida participó en el equipo de escultores que trabajó en la impresionante estatua del “Cristo Redentor”.

Otra hermana, Adela, fue una reconocida oftalmóloga y llegó a ser directora de un hospital en Rumania.

Y su hermano mayor, Dimitrie Leonida, también fue ingeniero especialista en energía.

Además, fue el creador de un museo técnico que lleva su nombre.

Elisa Leonida Zamfirescu comenzó a asistir a la escuela primaria en su natal Galaţi.

Posteriormente, hizo la escuela secundaria en “Escuela Central para Niñas” en Bucarest, capital de Rumania.

Elisa culminó sus estudios en una institución llamada “Miguel, El Valiente”, donde obtuvo el título de bachiller.

Al terminar su secundaria, la joven Elisa Leonidas quiso seguir los pasos de su abuelo y su hermano y decidió estudiar ingeniería.

Después de acabar el instituto, Zamfirescu intentó matricularse en la por entonces Escuela Nacional de Caminos y Puentes de la Universidad Politécnica de Bucarest, pero fue rechazada debido a los prejuicios sexistas.

Su admisión en el Colegio de Puentes y Caminos de Bucarest fue rechazada por ser mujer, por lo que cursó en la Universidad Técnica de Berlín

​ Se fue a Berlín, y en 1909 se inscribió en la Universidad Técnica de Berlín, en Charlottenburg, donde se graduó en 1912. Al registrarse, el decano trató de convencerla para que renunciara, apelando a «las tres K» —Kirche, Kinder, Küche (iglesia, hijos, cocina)— que definían el perfil de la mujer en aquella época.

 

Los directores de la Escuela estaban ante una situación nueva: era la primera candidata de su historia, pero escribía y hablaba perfectamente el alemán y tenía conocimientos sobresalientes en matemáticas, física y química. Finalmente la aceptaron. Tal vez importó el hecho de que su hermano, Dimitrie Leonida, también era estudiante de la Escuela. Sin embargo, sus compañeros la ignoraban. La historia dice que uno de sus profesores, al verla en el aula, gritó: «La cocina es el lugar de las mujeres, no la Politécnica».

Elisa no cambió de idea y en 1912 se graduó con honores. El decano la denominó «la más diligente de los diligentes», y se convirtió así en la sexta mujer ingeniera del mundo.

Durante la Primera Guerra Mundial trabajó como directora de un hospital de la Cruz Roja en Mărășești, lugar de la principal batalla entre Rumania y Alemania en el frente rumano en 1917.

Fue directora de los laboratorios del Instituto Geológico de Rumania y, al mismo tiempo, desempeñó labores de profesora de física y química en la Escuela de Niñas “Pitar Moș”.

Se interesó por el análisis del agua potable, de diversos minerales y materiales como petróleo, gas, carbón, betún sólido, rocas de construcción y preparación de mineral, firmando 85.000 boletines de análisis de estos materiales y compuestos. Se dedicó a identificar nuevos recursos de carbón, esquisto, gas natural, cromo, bauxita y cobre.También dio a conocer las cualidades de la bentonita en el filtrado del vino.

 

Fue la primera mujer miembro de la Asociación General de Ingenieros en Rumania (AGIR) y fue parte de la Asociación Internacional de Mujeres Universitarias.

 

**Durante mucho tiempo se pensó que Elisa Leonida Zamfirescu fue la primera mujer ingeniera, pero la inglesa Alice Jacqueline Perry se graduó cuatro años antes.

Dejó su trabajo en el año 1963, a los 75 años.

Desde 1993 una calle en el Distrito 1 de Bucarest lleva su nombre.

 

Como habéis podido leer, una mujer realmente interesante y que como muchísimas otras, nos abrieron camino a las mujeres.

 

Bibliografía:

  • Wikipedia
  • Respuestas.tips
  • Fotografías Google

 

Recuerda dejar un comentario cuando termines de leer (es la mejor recompensa) y antes por supuesto, de compartir. 

Puedes compartirlo, pero citándome ©MykGemas – Mayca Ezcurra

Las fotos que he utilizado pertenecen a mi propia colección o a mi tienda Mykgemas Tienda

Licencia de Creative Commons

Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported

— GRACIAS —

 

Blog MykPiedrasPoderosas – MykGemas by Mayca Ezcurra – MykGemas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://mykpiedraspoderosas.wordpress.com.